3 Razones para usar Promocionales en tu Estrategia de Marketing

3 Razones para usar Promocionales en tu Estrategia de Marketing

La realidad que confirman las cifras es clara y no dan cabida a dudas alrededor de las ventajas del increíble poder de los regalos promocionales. Precio, visibilidad, alcance y fidelización se encuentran entre la larga lista de los beneficios que las empresas encuentran al incorporar los regalos publicitarios a sus campañas de marketing, y estos son algunos de ellos:

  1. Visibilidad de la marca.

    Los regalos promocionales representan un soporte de máxima visibilidad. Frente a los segundos de un anuncio de televisión, una página de un periódico que se pasa o un folleto de buzoneo que acaba probablemente en la basura, el artículo publicitario se usa, se guarda, se regala. De esta forma tiene efecto en el propio usuario, en aquellos que le rodean y ante los que luce el producto personalizado con logo y en quien lo recibe de segunda mano.

  2. Relación calidad-precio-resultado.

    Desde presupuestos muy reducidos, las empresas tienen al alcance de su mano un amplio abanico de regalos de empresa accesibles, con opciones de personalización ilimitadas, con un resultado corporativo absoluta y una eficacia máxima.

  3. Fidelización de trabajadores o clientes.

    Los regalos promocionales son una herramienta no solo de atracción sino de fidelización: incrementa el orgullo de equipo, de pertenencia a la empresa y la confianza y cercanía con los clientes, lo que redunda en mayor beneficio y cohesión.

 

Branding efectivo de los regalos promocionales
en el medio y largo plazo

En base a los análisis de PPAI (Asociación Internacional de Productores de Productos Promocionales), se confirma que los regalos promocionales no solo son un soporte efectivo en el momento de la entrega del regalo, sino en el medio y largo plazo. Y es que el 81% de los consumidores afirma que conserva los artículos publicitarios que les regalan las marcas por un período superior a un año. Incluso si no quieren quedárselos, el branding sigue funcionando porque ocho de cada diez regala ese artículo a otra persona, según confirma el estudio. Si a eso le sumamos el poder del recuerdo de marca, nadie puede dudar de la efectividad de un regalo publicitario: el 90% recuerda la marca, el 80% el producto y siete de cada diez la llamada a la acción (la compra de producto o servicio), constata PPAI.

Nada menos que el 83% de los consumidores coincide en asegurar que su percepción de la marca mejora tras recibir un regalo promocional. Y más allá: otros casi ocho de cada 10 admite que busca información sobre la empresa tras ser agasajado con un artículo publicitario. ¿Se podría hablar en los mismos términos de un anuncio de televisión o un folleto publicitario en el buzón? La respuesta es clara: no. Ese efecto emocional, además, puede suponer hasta un 23% más de beneficios para el producto que se está vendiendo, concluye el estudio de PPAI.

Una realidad constatada, un largo camino por recorrer y una larga lista de beneficios: el poder de los regalos promocionales es indudable y continúa en su senda de crecimiento y refuerzo.

Fuente: ipmark.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *